Suscripción Newsletter

 




 

 

 

 

 

 

Artículo

La difísil elección de un futuro sin vicios


Por Valeria Elizabeth Nerpiti (*)
info@estudionerpiti.com.ar

Habitualmente cuando se decide realizar una operación inmobiliaria, ello obedece a diferentes motivos, pero todos ellos tienen un punto en común: éste es, la ilusión de generar una situación presente o futura.

Es precisamente ése el objetivo principal, el cuál debe resguardarse para que no se vea opacado al poco tiempo de haber adquirido una propiedad.

Mucho se habla de los “Vicios Ocultos”, creyéndose normalmente que sólo se encuentran e las propiedades a estrenar, ya que al no haber sido usadas con anterioridad, los problemas devienen por el uso diario, una vez transcurrida cierta cantidad de tiempo.

Técnicamente, los vicios pueden encontrarse en cualquier propiedad nueva o usada; éstos pueden ser ocultos o aparentes de acuerdo a la subjetividad y conocimiento del observador.

Los futuros compradores no están capacitados, generalmente, para observar las construcciones con un criterio técnico, científico, arquitectónico y legal. Lo importante es que los compradores pagarán por una ilusión, generada en sus mentes, del futuro espacio que habitarán ya sea remodelando el existente, acondicionándolo, reciclándolo, etc.

Si tomamos como ejemplo la compra de un departamento en un edificio en propiedad horizontal, siempre el futuro comprador observará la totalidad del inmueble en su parte estética exterior, el interior de la unidad funcional que es donde habitará; pero es raro que verifique el estado de las sala de máquinas; dónde se encuentran los medidores de gas y electricidad, cuál es el estado de conservación de ese espacio usado con frecuencia como depósito por los encargados del edificio sin medir las consecuencias de su negligencia; tampoco se accede, habitualmente, a la azotea, sea accesible o no, verificando el estado de conservación de las cañerías, de los tanques de agua, etc.; ni tampoco se evalúa la estructura del edificio en general, ni se revisa el Acta de Asambleas donde se mencionan las reparaciones mediatas e inmediatas que necesita el edificio; aunque a veces los copropietarios, por error y negligencia, anteponen sus necesidades a las del edificio, sin medir las futuras consecuencias.

Todos los espacios antes mencionados corresponden a los denominados espacios comunes, que se adquieren con la compra de cualquier unidad funcional; estos espacios también tienen los llamados vicios ocultos y aparentes. Estos vicios comienzan a ser descubiertos al momento de recibir la liquidación de las expensas y tener que pagar un monto superior al promedio que le habían informado al momento de efectivizar la compra.

La situación se hubiera podido evitar de haberse decidido la compra con el asesoramiento de un profesional arquitecto, ingeniero o técnico idóneo en el tema, que pudiera aconsejar y guiar al comprador en una mejor inversión.

Lo que en todo caso debe recalcarse es que: “La inversión anticipada, es siempre menor que la necesaria para resolver los futuros problemas”.

 

(*) Abogada, Arquitecta y Artista Plástica. Coautora de los libros “Arquitectura Legal Las Respuestas” y “Opus Jodex”.

Derecho y Arquitectura Integral

ESTUDIO NERPITI & ASOCIADOS

Malabia 2151 Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Argentina CP (1425) Tel: (011) 15 55116682
Fax: (54 11) 4833 0467 E mail: info@estudionerpiti.com.ar

www.estudionerpiti.com.ar


Volver Artículos

 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valid XHTML 1.0 Transitional     Valid CSS!