Suscripción Newsletter

 




 

 

 

 

 

 

Artículo

La mejor inversión


Por Valeria Elizabeth Nerpiti (*)
info@estudionerpiti.com.ar

Vivimos en una sociedad con un mercado competitivo, con invasión publicitaria sobre nuevos espacios donde ir a vivir alejados del ruido y la contaminación, Estancias, Clubes de Campo, Barrios cerrados, Barrios privados, ese lugar diferente donde el sueño de la casa propia puede hacerse realidad. Publicidad que va acompañada, de la de los Bancos con sus Créditos inmobiliarios para tal fin.

Una vez que se tiene el lugar y el dinero se busca el profesional arquitecto que proyecte y construya la casa. Algunos, más precavidos, consultan con anterioridad a un arquitecto para que los asesore antes de elegir un lote y que el profesional pueda observar todos aquellos vicios ocultos y aparentes del lugar, que son invisibles a los ojos del comprador.

A partir de esta instancia comienza a jugar en contra para los comitentes-propietarios, su deseo de adquirir “más al menor costo”; lamentablemente la ignorancia en la materia y el mal asesoramiento lo hacen cometer un sin fin de equivocaciones terminando por pagar un costo muchísimo más elevado para reparar lo que está mal construido, que si hubiesen invertido bien desde el comienzo.

Cuando el arquitecto les presenta el proyecto con un presupuesto, la tendencia general de los comitentes es canjear; eliminar todo aquello que no les parece necesario por mayor cantidad de M2 .

Lo primero que intentan canjear es el “ESTUDIO DE SUELOS”, porque encabeza la lista del presupuesto y es el primer paso para saber en qué tipo de suelo irá fundada la casa.
Suele creerse que, porque el vecino realizó una determinada fundación, a una profundidad “ X ” pero a 100 M de distancia de su lote, se puede construir tomando como referencia la tensión admisible en el terreno del vecino. Pues bien, no sólo no es así sino que además quien lo hace está actuando con total negligencia y responsabilidad tanto sea el arquitecto que decida no hacerlo, para abaratar costos, como el comitente que presione al profesional con la misma finalidad.

Las características del suelo pueden cambiar centímetro a centímetro y la falta de un serio y acertado estudio de suelo, proveniente de una empresa confiable y conocida por el arquitecto dando la garantías correspondientes, puede provocar la RUINA TOTAL o PARCIAL de la casa una vez terminada y habitada.

El caso más típico de ruina total es el originado en una incorrecta fundación en terrenos de arcilla expansiva, que ante la presencia de humedad y sequía modifica su comportamiento molecular cambiando el estado del suelo y repercutiendo en muros, tabiques, cerramientos, etc.
Algunos de los signos característicos de esta patología son las rajaduras horizontales con una pronunciada separación entre paredes y techo, puertas y ventanas que no abren, rajaduras a 45° en ángulos de ventanas, etc, esta sintomatología patológica se debe al asentamiento diferencial de las fundaciones.

Por lo tanto, el costo del estudio de suelo no sólo no puede evitarse sino que además es un elemento fundamental para la realización del presupuesto detallado y las especificaciones técnicas correspondientes que el profesional debe entregar al comitente antes de encarar una obra.
En el ítem fundaciones, los costos de esta etapa y la elección del mejor sistema para fundar serán los que resulten de ese estudio preliminar.

Querer bajar los costos y disminuir los tiempos de obra para construir “casas escenográficas” es parte del manipuleo publicitario y del sueño encantado en el que insertan a los comitentes; pero luego al confrontarlo con la realidad se dan cuenta que han invertido todo su dinero y sus ilusiones en castillos de arena en lugar de invertir en calidad y profesionalismo, sin embargo el profesional es el “gigante con pie de barro” al que se le endilgan todas las responsabilidades.


(*) Abogada y Arquitecta. Coautora de los libros “Arquitectura Legal Las Respuestas” y “Opus Jodex”.

ESTUDIO NERPITI & ASOCIADOS

Malabia 2151 Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Argentina CP (1425) Tel: (011) 15 55116682
Fax: (54 11) 4833 0467 E mail: info@estudionerpiti.com.ar

www.estudionerpiti.com.ar


Volver Artículos

 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valid XHTML 1.0 Transitional     Valid CSS!