Suscripción Newsletter

 




 

 

 

 

 

 

Artículo

Redes que amortigüen la caida


Por Valeria Elizabeth Nerpiti (*)
info@estudionerpiti.com.ar

Cuando hablamos de responsabilidad profesional todos los arquitectos saben que en su diario ejercicio, aunque pequeña sea la experiencia, han tenido algún ocasional pero no menos doloroso intercambio de criterios diferentes con sus comitentes.

La relación profesional-comitente comienza con “la necesidad”; o sea la necesidad del comitente para que le hagan algo que desea (aquello con lo que habitualmente ha soñado durante mucho tiempo), por lo que pagará una suma de dinero, y la necesidad del arquitecto de realizar con lo que sabe aquel preciado proyecto que el comitente tiene en su mente y por lo que recibirá esa suma de dinero.

Cuando la necesidad de alguna de las dos partes no se encuentra satisfecha se produce el conflicto de intereses, la relación atraviesa por una fuerte turbulencia que puede terminar en vagos reclamos, rescisión de un contrato, costosos litigios, pérdida de patrimonio, suspención de la matrícula, prisión ...

Los arquitectos sabemos que en nuestra profesión vivimos expuestos como equilibristas en medio de un huracán, pero lo que debemos aprender es a ver las redes que amortigüen la caída, la necedad y omnipotencia no conducen más que al fracaso.

Los arquitectos no somos consientes de los alcances de nuestra responsabilidad; en los últimos años se ha incrementado en un 300 % los casos de reclamos en litigios por responsabilidad profesional de arquitectos.

Si bien la mayor parte de los arquitectos se dedican a la realización de proyectos y a la dirección de obras, no son éstas las únicas incumbencias que tiene; también lo son la medición, tasación, pericias, planeamiento, cálculo de estructuras, entre otras, por cuanto en estas especialidades están tan expuestos como en las dos más comunes.

La jurisprudencia actual está indicando que los arquitectos proyectistas y directores de obra son enjuiciados por la responsabilidad de vicios de proyecto, vicios de construcción, vicios aparentes, vicios en la elección de materiales, mala calidad de los materiales elegidos y supervisados, vicios en la factibilidad económica-rentable de los proyectos, vicios de suelo, errores en cálculos estructurales, cálculos de instalaciones, ruina total, parcial o amenaza; pero esto es solo el comienzo de un camino jurídico que muchos profesionales serán obligados a recorrer.

(*) Abogada, Arquitecta y Artista Plástica. Coautora de los libros “Arquitectura Legal Las Respuestas” y “Opus Jodex”.

Derecho y Arquitectura Integral

ESTUDIO NERPITI & ASOCIADOS

Malabia 2151 Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Argentina CP (1425) Tel: (011) 15 55116682
Fax: (54 11) 4833 0467 E mail: info@estudionerpiti.com.ar

www.estudionerpiti.com.ar


Volver Artículos

 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valid XHTML 1.0 Transitional     Valid CSS!