Suscripción Newsletter

 




 

 

 

 

 

 

Artículo

Régimen de faltas de la Ciudad de

Buenos Aires


Por Valeria Elizabeth Nerpiti (*)
info@estudionerpiti.com.ar

Cómo tantas otras normas que existen y desconocemos, la Legislatura porteña ha sancionado con fuerza de ley el Régimen de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires (ley 451) que entró en vigencia el 26 de diciembre del 2003 al haberse sancionado la ley 1217 del 27 de noviembre del mismo año sobre “Procedimiento de Faltas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Entre las faltas tipificadas en el Anexo I de la Ley Nº 451, el libro II “De las faltas en particular” trata sobre las multas que afectan a propietarios, administradores, profesionales y empresas por la violación de la normativa allí establecida, respecto de las obras en inmuebles.

La sección 1º, capítulo III “Ambiente” establece en su inciso 1.3.14 que será sancionada la persona que arroje restos de hormigón en la vía pública, sumideros o acera, con una multa de $ 200 a $ 5.000; si la falta fuera cometida desde un vehículo perteneciente a una empresa, el responsable de la misma podrá ser multado por $ 1.000 a $ 10.000 y/o ser inhabilitado.

La sección 2º, capítulo I “Seguridad y prevención de Siniestros”, en el inciso 2.1.10 establece una multa de $ 1.000 a $ 10.000 y/o inhabilitación para todo aquel que deposite materiales de una obra, en la vía pública interrumpiendo el tránsito por la acera y/o realizando cualquier actividad que ocasione perjuicio sin contar con la correspondiente autorización.

Cuando se trate de una demolición, construcción o reforma que ocasione deterioros a los linderos, el responsable de la misma será sancionado con una multa de $ 500 a $ 2.000 y/o clausura del local o establecimiento. Pero, en el caso de que el responsable fuese un profesional o empresario la sanción será de $ 1.000 a $ 10.000 y/o inhabilitación (inciso 2.1.12)

Si ante el peligro de derrumbe el titular o responsable de un inmueble no realiza los trabajos necesarios para evitar el desmoronamiento, desprendimientos o caída total o parcial del mismo será sancionado según el inciso 2.1.14 con una multa de $ 1.000 a $ 20.000 y/o clausura del mismo.

El capítulo II detalla específicamente las faltas referentes a “Actividades Constructivas” y de esta manera el inciso 2.2.1 sanciona con multa de $ 1.000 a $ 10.000 al responsable de la construcción, reforma o demolición de un edificio, sus instalaciones mecánicas, eléctricas, electromecánicas, térmicas o de seguridad que no tramiten el correspondiente permiso o aviso de obra o demolición o no solicitare las inspecciones debidas o no presentare declaraciones juradas o planos conforme a obra, o no coloque los letreros de obra cuando fueren exigibles. Cuando el responsable fuese un profesional o empresario la multa ascenderá al valor de $ 2.000 a $ 20.000 y/o inhabilitación y suspensión en el uso de la firma. Una multa igual a las descriptas anteriormente será impuesta al que falseare u omitiera datos al momento de realizar los trámites para obtener el correspondiente permiso de obra.

Por último, también serán sancionadas las obras clandestinas que se realicen en contravención a las normas vigentes o que no estén debidamente autorizadas con una multa de $ 1.000 a $ 10.000 y/o clausura; si el responsable de la obra es un profesional o empresa la suma asciende de $ 2.000 a $ 20.000 y/o inhabilitación y/o suspensión de la firma.

Deberá entenderse la pena de “inhabilitación” según los términos definidos en el artículo 19 del Código Contravencional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el cual dice: “La inhabilitación implica la prohibición de ejercer empleo, profesión o actividad y sólo puede aplicarse cuando la contravención se hubiese producido por incompetencia, negligencia o abuso en el ejercicio de un empleo, profesión, servicio o actividad dependiente de una autorización, permiso, licencia o habilitación de autoridad competente.”

Las multas pueden ser o no las justas y adecuadas pero es lamentable el hecho de tener que sancionar una ley que tipifique faltas a las que les corresponde una sanción económica denominada “multa” para reparar nuestros vicios o malos hábitos que en la sociedad moderna hemos adquirido.
Hacer las cosas bien, conforme a las reglas de la moral y las buenas costumbres, entender que nuestro derecho termina donde comienza el del otro, es hoy, una excentricidad.


(*) Abogada y Arquitecta. Coautora de los libros “Arquitectura Legal Las Respuestas” y “Opus Jodex”.

ESTUDIO NERPITI & ASOCIADOS

Malabia 2151 Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Argentina CP (1425) Tel: (011) 15 55116682
Fax: (54 11) 4833 0467 E mail: info@estudionerpiti.com.ar

www.estudionerpiti.com.ar


Volver Artículos

 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valid XHTML 1.0 Transitional     Valid CSS!